Teléfono
Email
Grupo Mil Automóviles

Noticias y Promociones

Manténgase informado de las últimas novedades

Coronavirus: que tu coche no te contagie ni contagie a otros

Coronavirus: que tu coche no te contagie ni contagie a otros
Miércoles, 1 de abril de 2020

Si no tienes que realizar uno de los desplazamientos esenciales, quédate en casa. Pero si has de hacerlo, sigue estos pasos.

 

Ya sabes que, en la situación actual, lo mejor es que te quedes en casa y no salgas. Pero puede que tengas que coger el coche para ir al trabajo o a la compra. O puedes tener que compartirlo con otras personas, empezando por tu familia. De modo que, aunque a priori estar dentro de un coche limitará el riesgo de contagiarte, no debes bajar la guardia. Puedes subir a alguien que tenga el virus o puedes introducirlo sin darte cuenta por ejemplo, después de ir a la gasolinera. Y no se trata de crear alarma, sino de seguir unas cuantas reglas básicas que, seguro, ya mantienes en otro orden de cosas. La marca checa Skoda ha hecho un decálogo bastante interesante en este sentido y te lo resumimos aquí.

LO PRIMERO, LIMPIAR

Es importante, aparte de la propia higiene personal y de minimizar el contacto con los demás, desinfectar todas las partes que se tocan habitualmente, tanto antes como después del viaje. Con más razón si compartimos el coche. Muchas de esas zonas son obvias: volante, palanca de cambios, freno de mano, tiradores y apoyabrazos de las puertas, controles de la radio y de la climatización, pantalla multifunción si es el caso... pero no te olvides de las cañas que activan los intermitentes, el limpia o funciones como el control de crucero. Y todos esos otros botones, cada vez más numerosos repartidos por todo el salpicadero, detrás del volante o en el techo. Además, desinfecta los reposabrazos y tapas de guanteras, los mandos de regulación del asiento, los marcos de las puertas y los tiradores exteriores de éstas y del maletero. Esto último es muy importante para los taxistas y otros profesionales que transportan viajeros.

¿QUÉ PRODUCTOS DEBEMOS EMPLEAR?

En principio, basta con el desinfectante que empleas para limpiarte las manos. Pero organizaciones como Consumer Reports recuerdan que pueden servir otros productos como disoluciones de alcohol con al menos un 70% de este elemento. De hecho, el alcohol isopropílico no daña las superficies principales de su automóvil y es el que usan los fabricantes y sus subcontratistas para desinfectar piezas. Estos productos también sirven para la tapicería y otras superficies blandas del automóvil, pero conviene no empaparlas ni frotar intensamente en caso de que se trate de cuero, ya que podemos decolorarlo. Por si acaso, cuando se trata de piel, trátelos después con productos que lo nutran y protejan. No es adecuado usar peróxido de hidrógeno y tampoco productos que contengan amonio para las pantallas táctiles del automóvil. Los paños de microfibra son ideales para limpiar todas las superficies y para todos los métodos de limpieza.

CUANDO VAYAS A REPOSTAR

Antes o después tendrás que ir a echar gasolina. Minimiza el contacto con el personal de la estación de servicio y si puedes, ve a una con autoservicio. Usa guantes y si no los llevas, lávate las manos después de repostar con el líquido desinfectante del que conviene que tengas un bote en el coche. Y a la hora de pagar, mejor con una tarjeta sin contacto o con las aplicaciones del móvil que te permiten hacerlo desde el mismo poste de repostaje, de modo que ni tengas que entrar a la tienda. Por supuesto, llena el depósito siempre, esté como esté el precio: tendrás que ir menos veces.

SI TIENES QUE COMPARTIR COCHE

Primero, asegúrate de que tu desplazamiento está recogido dentro de los supuestos permitidos para viajar con otras personas. Te arriesgas a una multa de entre 300 y 1.000 euros. Si estás en uno de los casos autorizados, lo primero es colocarse en el coche lo más alejados posibles unos de otros. Por ejemplo, la segunda persona colocada en el asiento de atrás y en diagonal con el conductor. Lo ideal es que, además, tanto uno como otro lleven mascarillas. La efectividad de estas no siempre es la misma. Las más simples evitan que tú contagies a otros y no te protegen tanto a ti, pero algo es algo. Para una protección completa, necesita al menos respiradores de clase FFP3. En todo caso, revisa si tu coche tiene botiquín. En algunos países europeos, las máscaras faciales eran una pieza obligatoria del mismo; en algunos países todavía lo son.

POR ÚLTIMO, VENTILAR

Ya solo te queda ventilar el automóvil a fondo después de limpiarlo. Y no digas que vaya coñazo, tiempo seguro que te sobra para hacerlo. Esa ventilación, recuerdan en Skoda, está vinculada a la limpieza del aire acondicionado. Como no lo vas a poder llevar a un taller para que lo hagan, puedes comprar en la gasolinera o en internet aerosoles especializados para esta tarea. No son tan efectivos como la limpieza profesional y un spray de desinfección puede no eliminar el coronavirus, pero tener un sistema de calefacción y aire acondicionado más limpio significa un menor riesgo de que el virus se adhiera a él.

    Contacto

    El objetivo de tratar sus datos personales, es poder ofrecerle el servicio y/o producto solicitado. Sin embargo, puede aceptar las finalidades que necesite marcando la casilla correspondiente y clicando en el botón ENVIAR.

    Enviando

    (*) Campos obligatorios

    Últimas noticias